El último #Cinetflix se lo dedicamos a una actriz que tiene una variada y extensa carrera cinematográfica y de la que, quizás, no se habla mucho actualmente: Kirsten Dunst
Mi recomendada fue una singular, oscura y tremenda película que catapultó su entonces incipiente carrera. Se trata de Interview with the Vampire: The Vampire chronicles, agregada recientemente a Netflix con el título Entrevista con el vampiro.


Se trata de la adaptación de uno de los exitoso libros escritos por la norteamericana Anne Rice que conforman la saga conocida como Crónicas vampíricas. Entrevista con el vampiro, de 1976, es la primera. Si no sabían de ella Rice da un nuevo aire al tema de los vampiros, renovándolo y añadiéndole enriquecedoras modificaciones.


Nada de castillos antiguos y tenebrosos en los que habitan , seres monstruosos medio diabólicos que se espantan con cruces y ajos. Rice deja de lado el aspecto terrorífico, que no quiere decir que no haya horror, en sus libros, como en la película, los vampiros son guapos, seductores incluso nihilistas.
Es 1994, Neil Jordan, que viene hacer The crying game, acepta el reto de dirigir esta historia. El guion es de la propia Rice. Los protagonistas no podrían ser mejores: Tom Cruise, ya un actor conocido para entonces y Brad Pitt en su primer rol importante
Cruise, que está en uno de los momentos más altos de su carrera, encarna con soltura y fuerza a Lestat, gran protagonista de las novelas de Rice. Cuentan que ella tenía dudas sobre que lo hubieran escogido a él para encarnarlo pero cuando lo vio en las primeras escenas quedó maravillada por su interpretación.


Egocéntrico, egoísta, explosivo Lestat es el maestro de Louis (Pitt) quien cuenta su historia de vida, 200 años, a un joven periodista, un expectante Christian Slater (toda una superestrella en ascenso en los 90), sorprendido por lo que escucha mientras los flashbacks reconstruyen el relato


Louis duda, no desea matar, se preocupa por perder cualquier rastro de humanidad. Mira confundido el pasar del tiempo, todo cambia y él, aparentemente, sigue estático. Varios de sus dilemas fueron retomados de manera light en la saga Crepúsculo

A ellos se suma la protagonista de nuestro #Cinetflix una jovencísima Kirsten Dunst que consigue brillar al lado de Pitt y Cruise encarnando a Claudia, una joven vampira que será una suerte de hija de esta inusual pareja. Dunst hace creíble que esta eterna niña encierra la mente de una mujer mayor.


Solo diré que cuando uno creería que no puede sumarse un nombre más a este listado aparecerá otro joven actor que da sus primeros pasos en Hollywood, un hipnótico Antonio Banderas que jugará un papel importante en la larga vida de Louis.


La fotografía es maravillosa, prácticamente toda la película sucede de noche, al igual que la reconstrucción de las distintas épocas en la que vive Louis, que se unen a un guion lleno de preguntas el sentido de la vida, la moral y el amor.


La sensualidad y el deseo están también muy presentes al igual que un aire de decadencia y desencanto que lo permea todo. Los vampiros aman intensamente y lo hacen a través de los siglos, padecen culpas, se interrogan sobre su naturaleza, buscan respuestas y también se hastían de la inmortalidad.

Diana Ospina Obando

Diana Ospina Obando

Escribir, leer, ver películas, viajar...¿me faltó algo?