Leo hoy en la edición en internet de El Espectador las siguientes frases, correspondientes a un artículo sobre la actriz Kathy Saénz:

«Es mediodía. Es agosto. Su hijo Amador entra hoy al jardín. Su esposo el actor Sebastián Martínez quiere llevarlo, a como dé lugar. Horas antes han puesto una bomba en Bogotá. Kathy está radiante. Come fresas
Las negrillas, la particular puntuación, todo pertenece al texto original. Normalmente, me resigno en silencio y no protesto pero esta vez no pude quedarme callada. Está bien, el que escribió el artículo quiere sonar moderno y, por qué no, un tanto intelectual jugando con frases cortas y desconectadas. Está bien. Se permite además hablar, durante el artículo, del terapeuta que ayuda a Kathy a «resolver sus pedos» vocabulario que no molestaría en una columna de opinión de un joven desenfadado o en la transcripción literal de una respuesta dada oralmente pero que francamente rechina, así sea lo que comentó ella (me reservo mis comentarios ante esta chocolocura), al ponerlo dentro de un párrafo narrativo pensado para ser publicado en un medio periódistico . Pero bueno, eso hasta me lo paso pero que alguien me explique la secuencia de ideas y, ante todo, el porqué de la refencia a la bomba de Bogotá. Yo sé que el dramático incidente tuvo lugar ese día pero qué tiene que ver con lo que se está contando. ¿Acaso por eso Sebastián Martínez quiere llevar a su hijo al jardín?, ¿teme por él? Sin embargo, de ser eso cierto ¿cómo así que Kathy está radiante y come fresas? Poner esas frases unas tras otras solo se presta a malentendidos, sobre todo lo digo por la imagen tan fuerte e indolente de ella comiendo fresas tras la bomba, como si nada.
Sé que no era la intención del artículo ni me parecería justo juzgar a Kathy Saénz por él, ni más faltaba, pero no pueda dejar de pensar que en este artículo superficial y banal que lee uno para nada, por quemar unos minutos, sirve de ejemplo para ilustrar el profundo abismo que existe en el país entre lo que sucede y la reacción de muchos de sus habitantes al respecto.