Anne Hathaway interpreta a Claire, una psicóloga especialista en efectos post traumáticos, quien  tiene la misión de tratar a los sobrevivientes de un accidente aéreo.   La aparente normalidad de las sesiones se ve rápidamente afectada por varios motivos: un pasajero que se niega a someterse a tratamiento y que atrae inevitablemente a la terapeuta; las versiones encontradas sobre el accidente, se alega que fue un error del piloto pero los pasajeros aseguran  haber visto fuego en el avión; y, por si fuera poco, los sobrevivientes empiezan a desaparecer misteriosamente.

Solo al describirlo es posible confirmar que se trata de muchos frentes y la historia, por eso mismo, no consigue profundizar realmente en ninguna de las variantes que pretende abordar. Me vi la película sin saber que la había dirigido Rodrigo García (para los que no lo sepan hijo de Gabriel García Márquez) lo que evitó que me desilusionara aún más. Aunque por pequeños instantes (ciertas tomas, la música) es posible reconocer la mano del director de películas tan interesantes como Nueve vidas en realidad poco se ve de su virtuosismo.

La idea no era mala y el espectador consigue pasar un rato agradable pero el ritmo tiende a ser deficiente, ciertas actuaciones (a pesar de contar con grandes nombres) son planas y, como lo anoté antes, los diferentes hilo argumentativos terminan por hacerle perder intensidad a la trama, cualidad que era necesaria en una película que pretende generar suspenso y sorprender al final.

 

2.5
Diana Ospina Obando

Diana Ospina Obando

Escribir, leer, ver películas, viajar...¿me faltó algo?