¿Qué significa crecer? Santiago Roncagliolo. el escritor peruano, tiene un libro de cuentos titulado Ese triste oficio de crecer y es cierto que a veces crecer puede parecer eso, triste. Atrás quedan los días que parecían más fáciles, alejados de ciertas responsabilidades o sinsabores.  Sin embargo, ese no parece el caso de Juno que acaba de descubrir que a los 16 años está embarazada de su mejor amigo. Fue una única vez en que se permitieron tener sexo, una única vez en que ella dejó que se deslizaran sus calzones blancos con manzanitas y ahora espera un hijo.

El terreno está abonado para el mejor de los melodramas porque ¿qué puede hacer una adolescente que aún no sabe quién es enfrentada a semejante dilema?  y aquí es cuando la película nos  da la primera sorpresa porque la jovencísima Juno ignora muchas cosas, es cierto pero sabe perfectamente, quizás no quién es, pero qué no es, ni quiere llegar a ser.  No tiene temor a ser diferente a una edad en que muchos solo piensan en cómo gustar o adaptarse a un sistema y sobre todo, es capaz de no hundirse en hondas mortificaciones sin sentido, ella ve las cosas como son, los demás, finalmente son más raros que ella.

Lo cierto es que muy pronto entramos en la lógica de Juno y adoramos a esa adolescente valiente que ha decidido tener un hijo, darlo en adopción y mantener la relación amistosa con su amigo.

Finalmente, ella no quiere mortificar a nadie, ni siquiera  a su hijo y es suficientemente inteligente para saber que no está preparada para ser madre. Ante tanta claridad, entereza y generosidad es difícil no percibir  a los personajes que empiezan a parecer en la película como desaptados porque finalmente la irrupción de esta cuasi niña pone en evidencia, inmediatamente, los problemas que soporta un matrimonio que se creía perfecto y que acataba, ellos sí por completo, ciertas normas sociales.

Juno sabe que hay cosas que no entiende, pero también sabe que ante todo cada cual tiene derecho a hacer sus sueños realidad y encontrar su propio voz en medio de tanto ruido, de tantas distracciones, de tantos deber ser.

Aquel que nos ama nos puede ver como realmente somos y nos acepta de esa manera. Es por eso que Juno, la extraña, puede ser amiga de la hermosa y supercial porrista, es por eso que Juno ama profundamente a ese amigo nerd, un poco torpe que corre con su pantaloneta amarilla pero que la adora incondicialmente.

Es por eso, finalmente, que  ver Juno es una experiencia deliciosa y profunda de principio a fin porque la sencillez de la protagonista  nos recuerda que la vida es mucho más fácil de lo que creemos, que crecer no tiene por qué ser un oficio triste si refrescamos la mirada   y que todos tenemos derecho a realizarnos por completo, a seguir nuestro llamado aunque eso implique renunciar a ciertas cosas o no hacerlo en compañía de alguien.

Muy recomendada

(otra revelación completamente cierta: los atletas, los populares, sueñan con tener algo con esas niñas raras, diferentes, que seguramente algún día serán bibliotecarias)

 

5
Diana Ospina Obando

Diana Ospina Obando

Escribir, leer, ver películas, viajar...¿me faltó algo?