En el #Cinetflix de hoy, dedicado a comedias diferentes, recomendé la preciosa y divertida: Hunt for the Wilderpeople que encuentran en Netflix como Cazando salvajes.
La dirige el neozelandés Taika Waititi, el mismo de la sensacional What we do in the shadows y otra película que disfruté muchísimo, Boy (por si se la topan por ahí).
Cazando salvajes es la adaptación del libro de 1986, Wild pork and watercress escrito por Barry Crump, que narra las aventuras de Ricky Baker un muchacho conflictivo que está al cuidado de los servicios sociales.

Waititi hace suya esta historia de personajes entrañables en donde la naturaleza juega un rol fundamental y consigue traerla al presente sin ninguna dificultad dándole, además, su toque personal.
Las situaciones dramáticas de la película, que claro que las hay, se combinan sin problema con el tono humorístico, irónico y satírico que consigue sacarnos varias carcajadas mientras señala graves problemáticas sociales.

Los paisajes, como lo dije, son un elemento esencial, la naturaleza es el lugar del peligro pero también la que nos devuelve a nuestra esencia, nos aleja de lo insustancial y nos permite conocer nuestras verdaderas destrezas y talentos.
Ricky, un espectacular Julian Dennison que encarna perfecto al adolescente atribulado, vagará por los bosques junto a Hector, el hombre que sin quererlo terminó unido a él.
Casi irreconocible está Sam Neil, a quien los mayores lo recordamos por La profecía, Jurassik Park o El Piano, encarnando con gran acierto al huraño y hosco Hector quien verá su cotidianidad cambiar con la llegada de este adolescente que, a su pesar, se le parece tanto.

Uno joven y obeso, el otro delgado y viejo, los dos, finalmente, unos marginales a los que les cuesta el trato con los demás. Acompañar a esta singular pareja a vagar por los bosques no tiene pierde.
Algunos de los personajes secundarios son caricaturescos y exagerados, sin llegar nunca a desentonar, como Paula, de los servicios sociales, que en su afán por “rescatar” niños olvida cualquier humanidad hacia ellos.
En esta película contada por capítulos (guiño a su adaptación literaria), en esta fábula moderna, ¿quiénes son finalmente los salvajes? ¿Por qué parece tan perturbador para la sociedad que algunos vaguen libres ajenos a las convenciones sociales?
Ojo a la buenísima banda sonora y a la aparición de Waititi como cura oficiando un hilarante funeral.

Diversión garantizada.

4
Diana Ospina Obando

Diana Ospina Obando

Escribir, leer, ver películas, viajar...¿me faltó algo?