Si lo que hay son ganas de ver algo más ligero y divertido mi última recomendada en Cinetflix puede ser una buena opción. Se trata de Always be my maybe, traducida como Quizás para siempre.
Para entender lo que tiene de especial esta comedia romántica es necesario hablar del equipo que la hizo realidad que tiene en común ser estadounidenses de diferentes orígenes : dirige Nahnatchka Khan estadounidense de ascendencia iraní, productora y guionista entre otras series de la conocida Malcolm in the Middle. A ella se suman los actores, Ramdall Park, de ascendencia coreana, y Ali Wong, China- vietnamita, quienes, además de actuar, escribieron el guión, detalle importante, junto a Michael Golamco, Chino- Filipino.

Si algo tenía claro este equipo es que sabían que personas como ellos que habían crecido con otra cultura fuerte en casa han sido poco representados en el cine o sino, casi siempre, con mucho exotismo y estereotipos.
Always be my maybe es entonces la respuesta al sueño de Park y Wong: una versión de When Harry meet Sally protagonizada por personas multiculturales como ellos
Sin duda lo que hace que todo funcione es lo divertidos y espontáneos que lucen los protagonistas: Wong interpretando a Sasha Tran la cual ha crecido en una familia de padres muy ocupados acompañada siempre por su mejor amigo, Marcus Klim, encarnado por Park.

Tras años de crecer juntos, compartir alegrías y pesares, un suceso los separa y pierden todo tipo de contacto. Se reencuentran 16 años después cuando la vida de cada uno ha cambiado. Sasha es exitosa y famosa, Marcus se ha quedado estancado y teme cualquier cambio.
Mientras los conocemos y los acompañamos a enfrentar lo que dejaron oculto en el pasado, otros temas aparecen, el reverso de la fama y las apariencias, la manera como repetimos patrones familiares, lo difícil que es ponerle palabras a ciertas cosas, todo esto condimentado con una burla a la industria de los restaurantes fashion y la comida vendida como experiencia.
Wong, en una entrevista, contó que en un momento se preguntaban qué actor de ascendencia asiática podría interpretar a alguien que hiciera hacer tambalear por completo al personaje de Park, ¿quién podría representar una enorme amenaza para él? La respuesta no tardó en llegar, sin duda la mejor opción era el actor de ascendencia china y hawaiana, entre otras,: Keanu Reeves. 


Reeves le sacó tiempo a John Wick 3 para rodar unas escenas fantásticas en esta película, en las que no dudó en interpretar una muy divertida visión de sí mismo. Durante el rodaje aportó mucho al guion original y sumó varias improvisaciones. Está soberbio. 


Mención aparte merece que su aparición ya es un famoso meme y hasta se han hecho numerosos videos recopilando su entrada en cámara lenta en un restaurante con diversos tipos de música (toda le queda bien).
Divertida, emotiva, simpática, Always be my maybe está perfecta para pasar un buen rato.

3.5
Diana Ospina Obando

Diana Ospina Obando

Escribir, leer, ver películas, viajar...¿me faltó algo?