En Chile durante el gobierno de Salvador Allende se implementó, por poco tiempo, la idea de que niños de barrios marginados pudieran asistir becados a prestigiosos colegios privados. De este hecho parte Andrés Wood para recrear la situación chilena durante esos convulsionados años.

La película está narrada desde la mirada infantil de Gonzalo Infante, de clase acomodada, que empezará a conocer a Pedro Machuca ese nuevo niño que acaba de llegar a su colegio y que se ve tan diferente a él.  La película se centra en Gonzalo, el rico que nunca ha sentido que la política tenga que ver con él y que de la mano de Machuca, con inocencia, acompañándolo en sus rutinas descubrirá lo que está ocurriendo en ese país dividido entre la izquierda y la derecha.

El propósito de Wood no era fácil porque de una u otra manera el tema se prestaba para clichés de clases, falsos golpes de pecho o cuestionamientos trillados. Me parece que el director consigue mantener el pulso firme y no traicionar ese universo de transición de la infancia a la adolescencia a la que intenta asomarse. Los personajes infantiles son complejos y coherentes en sus acciones y con precisión se van mostrando los sucesos que los rodean.

De no ser por este proyecto social de mezclar clases los destinos de estos niños jamás se hubieran cruzado. La película nos muestra el valor de la amistad y los lazos que surgen de manera natural entre dos seres humanos que más que las diferencias se guían por las semejanzas. Sin embargo, la película no se queda en eso, no sería real. Para Gonzalo y Pedro cada vez será más evidente el abismo que empieza a abrirse entre los dos y que las diferencias que han pretendido ignorar frente a la mirada acusatoria de quienes los rodean surgen entre ellos sin que puedan controlarlas.

Machuca es una película sobre descubrimientos e incertidumbres en las que los dos personajes deben empezar a dejar de ser niños y comenzar a construir el adulto que serán. Es una película sobre tomar decisiones y asumir posturas en la vida diaria y como participantes de una sociedad. Es también una película sobre la valentía que requiere realizar pequeños cambios en nuestra vida cotidiana, en nuestra manera de percibir el mundo y en la forma  que somos percibidos.

Recomendada

(Nota a parte merece la escena de la caída de Salvador Allende, suceso que es visto por Guillermo desde la comodidad  de su hogar. Se escucha el noticiero, la angustiosa situación, momento que es interrumpido por un sereno : ¿quieres más lechita ? de la empleada.)

5
Diana Ospina Obando

Diana Ospina Obando

Escribir, leer, ver películas, viajar...¿me faltó algo?