Las ventanas son aberturas hacia el exterior nos permiten ver hacia afuera desde un interior cómodo y resguardado.

Son también aberturas hacia los interiores que nos están vedados por muros que quisiéramos penetrar.

Nos revelan vidas ocultas, esbozos de personalidades.

A veces, también, son reflejos, fungen como espejos y entonces se transforman en algo extraño y particular: en un lugar donde lo externo y lo interno se funden, un instante fugaz donde dos realidades se mezclan.

Estas son algunas de las que me he topado viajando:

ventana normandia

Normandía,  atardecer de verano

ventana Lyon

 

Lyon, una ventana transformada en un cuadro en el que la lápara del sitio se funde con el reflejo y se transforme en una enorme luna llena.

ventana Figueres

 

Figueras (con los enormes huevos del Museo de Dalí reflejándose)

 

 

Diana Ospina Obando

Diana Ospina Obando

Escribir, leer, ver películas, viajar...¿me faltó algo?